Saltar al contenido

Los gatos y el agua

Una buena hidratación previene problemas de riñón

Gato bebiendo agua

Algunos gatos son muy especiales con el agua que beben de sus cuencos y aunque tengan siempre agua fresca, algunos gatos en el momento que se abre un grifo se acercan rápidamente a beber sin perder la oportunidad. Incluso llegan a comunicarse con los humanos para que se les abra el grifo.

Fuentes de agua para gatos

Puede que alguno de tus gatos beba de su cuenco, insita en meter la pata dentro y acabe poniéndolo todo perdido de agua, también puede que sea de los gatos que se mantienen en equilibrio sobre el asiento del inodoro para poder beber de la taza.

Por ello, a veces hay que ayudarles a beber, buscando formas originales o adaptándose a los gustos de cada mascota. Colocar pequeñas fuentes en casa podría ser una de las soluciones ya que estas son muy atractivas para los gatos porque prefieren beber del agua que salta, discurre o borbotea.

Ver las fuentes de agua para gatos más vendidas

Es muy importante que los gatos estén correctamente hidratados para evitar posibles problemas especialmente de riñón, ya que el deficiente funcionamiento o fallo renal les hace perder más agua de lo normal, por lo que tienen tendencia a la deshidratación.

Fuente de agua para gatos
Fuente de agua para gatos

Síntomas de deshidratación en los Gatos

El pequeño cuerpo de un gato se compone de alrededor de un 80% de agua, que es esencial para mantenerlo hidratado, mantener una buena salud y no sufrir de problemas urinarios. Beber agua le ayuda a mejorar la circulación, a realizar una buena digestión y como los humanos, a la eliminación de desechos. La deshidratación de un gato puede ocasionar bastantes problemas de salud muy graves e incluso la muerte.

Así se comprueba si está deshidratado

El signo más habitual de un gato deshidratado es la piel. Para hacer una prueba y saber si tu gato tiene esos sintomas, prueba a levantar la piel de la parte posterior del cuello por encima de los hombros y tira suavemente hacia arriba.

Si la piel vuelve hacia la posición inicial con normalidad, significa que tu gato no tiene ningún problema. Pero si la piel retrocede muy lentamente o se mantienen en una posición elevada significa que tu gato está deshidratado. Visita a tu veterinario lo antes posible, pues un fallo renal puede ser mortal si no se trata a tiempo.

Test de deshidratación en un gato sano: