Saltar al contenido

Los ácaros en los gatos ¿Que son?


Los ácaros en los gatos ¿Observas que tu gato tiene acceso al exterior y se rasca mucho y lame a menudo entre los dedos? ¿tiene pequeños puntos de color naranja por su cuerpo o bien un líquido negro en el pabellón auditivo?, Ten cuidado pues es probable que nuestro gato esté inficionado de ácaros.

Las larvas de los ácaros (Neotrombicula autumnalis) son parásitos que se encuentran en el césped y en campos, estos se adhieren a la piel para alimentarse sangre.

 

¿De qué manera puedo saber si mi gato tiene ácaros?

Los ácaros se adhieren a todos y cada uno de los lugares donde la piel del gato es un poco más fina. Por este motivo vamos a deber buscar entre los dedos, dentro de sus muslos, en axilas y en orejas (sobre todo en el pabellón auditivo).

Su presencia causa picores en el animal, lo que puede provocar raspones. Muchos gatos están tan desesperados por los picores que llegan a ponerse includo la piel en carne viva o bien se lamen agitadamente a lo largo de horas. Un signo de la presencia de ácaros es si vemos que nuestro animal se muerde o bien se lame las patas.

Los ácaros en los gatos, heridas

 

¿Qué hacer frente a la presencia de ácaros?

La mayor parte de los antiparasitarios externos son muy efectivos frente a los ácaros, produciéndoles la muerte. No obstante, debido a la localización particular de estos parásitos, es preferible emplear medidas en forma de aerosol. Lo idóneo es pulverizar una vez por semana las zonas sensibles del animal para acrecentar la concentración del producto en esos lugares.

Tras salpicar en las zonas sensibles, debemos cuidar que no se lama tras la hora siguiente para evitar que trague insecticida. Lo haremos antes de darle de comer haciendo que el gato esté entretenido con otra tarea.