Saltar al contenido

Hipertiroidismo en Gatos

Síntomas, diagnostico y tratamiento del Hipertiroidismo

Hipertiroidismo en Gatos

Hipertiroidismo en gatos es una enfermedad de origen hormonal. Las hormonas tiroideas T4 provocan la enfermedad de origen hormonal por la síntesis excesiva. La enfermedad es frecuente en gatos a partir de 8 años de edad y se presenta también en gatos más jóvenes. La causa inicial de la enfermedad es la presentación de un tumor en una o ambas glándulas tiroides. Sigue leyendo para aprender más sobre el conocido problema de tiroides en gatos.

Factores

  • Edad y consumo excesivo de dietas húmedas
  • Genética auto inmune
  • Exceso de yodo en la comida
  • Presencia de sustancias bocio génicas (hortalizas) en la comida.
  • Contaminación ambiental, estrés o ansiedad

Síntomas

Antes de nada nos gustaría advertirte qué, ante cualquier síntoma, acudas a un veterinario para realizar las pruebas pertinentes. 

Las manifestaciones son claras. Por ejemplo cuándo observamos que hay un gran incremento del consumo de agua por parte del felino de repente. También se puede observar el cambio de piedras sanitarias al haber un aumento de la cantidad de orina. Además, podemos ver falta de energía (está escondido todo el rato), pérdida de peso, falta de apetito, diarreas, vómitos crónicos o cambios en el pelaje.

Diagnostico

El Hipotiroidismo en Gatos tiene un diagnostico conservador. Debe hacerse por medio de un análisis de sangre, así se determina si nuestra mascota está comprometida a causa del hipotiroidismo mediante la función renal, hepática y la glucosa en sangre. Con eso, se puede observar si hay exceso de T4, que predispone la aparición de diabetes Mellitus y confirma la medición de T4 libre y total. Además del análisis de sangre, también es importante una evaluación por imágenes mediante ecografías.

Tratamiento

El tratamiento del Hipotiroidismo en Gatos dependerá del gato, su edad y condición física. En cualquier caso se utilizarán medicamentos anti tiroideas, cirugía o la administración de Iodo131 para conseguir el objetivo de normalizar la función tiroidea y que el gato siga teniendo una vida normal.