Saltar al contenido

Goose, el gato de Capitana Marvel

Goose, el gato de Capitana Marvel

Sin temor a equivocarme, debo decir que Capitana Marvel es una película sumamente taquillera pero que sobre todo ha marcado un antes y un después en las películas de superhéroes. Cómo pudiste contemplarlo tú, la película se encuentra inspirada en la época de los 90´s.

La película nos narra Carol Danvers es parte de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y que por diferentes circunstancias se convierte Capitana Marvel para convertirse en una pieza fundamental en una guerra intergaláctica entre dos razas alienígenas; disputa que se libraba aquí en la tierra.

El maravilloso largometraje se encontró bajo la dirección de Anna Boden y Ryan Fleck; quienes buscaron refrescar la ya conocida fórmula del universo superheroico, dirigiendo la idea central principal sobre un concepto femenino.

Además de esto, la película cuenta con la participación de un elenco maravilloso: Annette Bening, Brie Larson y Samuel L. Jackson. Pero sin lugar a dudas… el personaje que volvió loco a la audiencia y sobre todo a los fieles seguidores fue Goose.

¿Qué tal, un gato con súper poderes?

Okey, hay que reconocer que su nombre original es Chewie el cual posee una relación con Chewbacca, ya que es su diminutivo. Es curioso amiguito de ojos amarillos es adoptado por nuestra protagonista la cual no duda ni por un momento llevarse al simpático animalito al espacio con ella.

Lo que ella no tenía en cuenta es que no había adoptado a un simpático animalito sino a un Flerken la cual se caracteriza por ser una raza peligrosa alienígena que posee rasgos de los gatos terrestres

Además según los cómics este posee poderes como la teletransportación y poderes cognitivos similares a los seres humanos, pero sin lugar a dudas el que más gustó a todos fue su poder de “dimensión bolsillo” el cual le da capacidad de guardar todo lo que él quiera dentro de sí mismo.

Un gato poco convencional, que según los fans… será fundamental los Vengadores en Endgame.

  • Un dato curioso: La actriz principal es sumamente alérgica a los gatos, por lo que en la mayor parte del rodaje tuvo que tomar medicamentos para prevenir los ataques que le provoca tener al pequeño Gosse cerca. “Soy severamente alérgica… muy alegórica” confesó.

Pero este hecho se convirtió en una broma para todo el equipo ya que todos los días la veían haciendo acrobacias y sobre todo escenas de acción, pero curiosamente era derribada por un tierno gatito.