Saltar al contenido

Gato Siamés

El siamés es un gato de origen Tailandés y considerado sagrado

Gato Siamés en libertad

De la raza de Gato Siamés no podemos saber exactamente donde tuvo su origen, la primera mención que tenemos sobre estos gatos siameses data del año 1350. Dicha alusión la hallamos en diferentes manuscritos encontrados en la antigua capital de Siam, en la actualidad Tailandia.

La raza de Gato Siamés que encontramos en la actualidad es muy diferente a los primeros gatos de esta raza. Su figura era más semejante a la de los gatos comunes europeos que existen en la actualidad. Esta raza de gato puede ser también conocida como Thai.
Retomando la historia sobre su origen, se piensa que estos gatos eran sagrados para la familia real de Siam. Por eso, se cree que los Siameses fueron esmeradamente escondidos en palacio y reservados exclusivamente para la familia real.

Aunque otras suposiciones narran todo lo contrario, que con la venida de los Ingleses y los Franceses, el Rey ocultó a sus gatos selectos y que les regaló gatos siameses a los extranjeros haciéndolos pasar por sagrados, evitando así el robo de sus verdaderas joyas. Se dice que llegaron a Europa sobre el 1870 y a USA hacia 1880.

Características del Gato Siamés

Nombre: Thai, Wichien-MaatSiamés
Nomenclatura: Felis silvestris catus
Origen: Tailandia
Tamaño: Medio
Peso: 6-10 kg
Pelaje: Corto
Esperanza de vida: 9-18 años

El Gato Siamés es un gato de tamaño medio, con cuerpo estilizado y extremidades largas. La cabeza debe de ser triangular, alargada y con morro fino. Las orejas son grandes, anchas en la raíz y terminación puntiaguda. Los ojos tienen forma de almendras y color azul intenso.

Su pelo es corto, fino y liso. La cola es larga, con forma de látigo y termina en una pequeña punta. El peso de esta raza puede rondar los tres kilos.

Gato Siamés
Gato Siamés con la oreja marcada (gato castrado, de colonia controlada)

Comportamiento del Gato Siamés

El Gato Siamés es un gato de carácter fuerte, gracioso, activo y fiel. Pese a que son fieles a sus dueños, nunca estarán dominados, mostrando su enfado ante situaciones que no le agradan. Su actitud está muy unida a la de sus cuidadores, ya que es muy cariñoso y suele demostrarlo con frecuencia.

Algunos siameses son muy sociables y sienten curiosidad por conocer a las visitas que lleguen a nuestro hogar mientras que otros se esconderán nada más oír el timbre de la puerta, aunque curiosean desde lejos. Su principal aptitud es la curiosidad, que aunque es habitual en los gatos, en esta raza es más pronunciada.

Tiene una ligereza asombrosa, explicable por su musculatura, más firme que otras razas de gatos tranquilos. Esta raza destaca por su gran energía, que muestra corriendo y saltando por toda la casa. En la época de celo sus maullidos llegan a ser desagradables y no lleva bien la falta de sus cuidadores.

Gato Siamés
¡La mayoría de los Siameses nacen bizcos!

Cuidados del Gato Siamés

El Gato Siamés no necesita un cuidado minucioso, ya que como es una raza de pelo corto simplemente habría que cepillarlo de vez en cuando para retirar el pelo muerto. Bien cuidado un gato de esta raza puede llegar a vivir quince años o inclusive más.

  • 9/10
    Adaptabilidad - 9/10
  • 5/10
    Energía - 5/10
  • 8/10
    Afectividad - 8/10
  • 8/10
    Aseo - 8/10
  • 7/10
    Social - 7/10
7.4/10