Saltar al contenido

Enfermedades dentales usuales en gatos

Enfermedades dentales más comunes

Al igual que a cualquier mamífero, los gatos tienen enfermedades dentales producidas por enfermedades congénitas o por mal mantenimiento higiénico. Entre ellas nos encontramos los siguientes

Enfermedades dentales

Sarro

La saliva contiene sales minerales y el sarro se genera por una acumulación de sales en la placa bucal. Estas se adhieren a ella provocado la creación de sarro. Al acumularse el sarro, se inflama la encía y los tejidos que unen la pieza con el alveolo bucal. Es usual que el diente perjudicado por el sarro acabe perdiendo.

Resorción bucal

Enfermedad que padecen un sesenta por ciento de los gatos más o menos. Las posibilidades de que el gato la sufra aumentan con la edad. La resorción bucal consiste en la aparición de una inflamación de los tejidos lindantes al diente. Esta hinchazón hace que poquito a poco vaya haciéndose más débiles hasta romperse. La raíz se destroza y puede dar sitio a trastornos graves.

Los síntomas que puede presentar tu gato si la sufre es un babosear incesante. Asimismo se pueden negar a comer o se muestran hambrientos ante su plato, si bien no llegan a comer. Se ignora la causa que produce esta enfermedad.

Piorrea

Es una inflamación de las encías. El primer síntoma que podemos observar es la aparición de una zona roja alrededor del diente. Las causas de esta enfermedad son varias: raíces de dientes que han quedado alojadas en la encía, depósitos de sarro, una nutrición inapropiada, infecciones, trastornos del metabolismo, etcétera

La piorrea favorece el sangrado y dolor de las encías. Puede provocar aun la perdida de piezas bucales. La enfermedad he de ser tratada de forma inmediata, puesto que de no ser tratada puede derivar en una infección general, en una miocarditis bacteriana (infección del tejido muscular cardiaco) o bien malas digestiones.

Tratamiento y prevención de enfermedades bucales

El tratamiento se fundamenta en la supresión de la placa bucal, en un saneamiento del periodontio y en tratamientos antibióticos que controlen la infección bacteriana y reduzcan la piorrea. Este tratamiento consiste en efectuar al gato una limpieza bucal, que el veterinario realizará a través de una suave anestesia.

Bastante gente usa tratamientos caseros, si bien no acostumbran a dar resultado y pueden ser hasta peligrosos. Con lo que en estos casos no te dejes recomendar por amigos o bien familiares y asiste a tu veterinario. Si la enfermedad se halla en sus inicios, va a bastar con la administración de antibióticos. No te retrases en asistir puesto que en los casos más graves, puede ser precisa la extracción de ciertas piezas.

La prevención es esencial

  • El cepillado de dientes se debe efectuar con una pasta conveniente y, en un comienzo, de forma semanal.
  • Evita dietas blandas (latas) y singularmente las comidas caseras, restos de nuestra comida y gominolas con mayor contenido en azúcares.
  • Alimenta al gato con comestibles secos, que incorporan en su fórmula pirofosfatos.
  • Acude al veterinario a fin de que realice a tu gato revisiones bucales periódicamente.