Saltar al contenido

Consejos para tener tu gato en forma, siga estos consejos

Mantener a tu gato en forma


Tanto las personas como los animales efectúan una serie de actividades que contribuyen de forma conveniente a su salud.

En el caso de los gatos, un aspecto físico reluciente, acostumbra a ser homónimo de calidad de vida y atenciones por la parte de sus dueños. Cuando conseguimos sostener en forma a nuestro gato no solo contribuimos a la belleza del gato, sino más bien a su salud.

 

¿Como mantenerlos en forma?

Puede ser bastante difícil contestar esta pregunta, especialmente cuando las mascotas de este género no son muy activas y no tomamos en cuenta aspectos como su nutrición.

Dejar que tu gato salga al exterior, o sea, que corra por el jardín y zonas cercanas es una acción positiva. A lo largo de estos recorridos el minino va a correr, va a jugar, explorará e inclusive procurará cazar.

Si tu gato es de interior, es decir, que pasa todo el tiempo en el hogar, es indispensable que le proporciones juegos. Esta es la forma más simple de que el minino gaste energía suficiente y aplique sus instintos de caza.

Consejos para tener tu gato en forma

 

Juguetes disponibles

Para alentar a tu gato ofrécele juguetes que llamen su atención. A los gatos les atraen los juguetes que por su forma se muevan. Estos juguetes son los que van a hacer que tu gato corra, puesto que procurará apresarlos. Asimismo es recomendable que le pongas en alguna habitación un objeto grande a fin de que pueda escalar y ocultarse.

Por otro lado, no olvides poner a predisposición de tu gato un poste de rascar. Con esto contribuirás a fortalecer sus músculos, mientras que vas a cuidar tus muebles.

Si tu gato pasa todo el día en casa, probablemente se aburra de sus juguetes de manera facil. Recuerda que tienes por compañía a una mascota muy inteligente. Por tal motivo, intenta renovar sus artículos de juego y dedicarle, por lo menos, veinte minutos de tu tiempo para ejercitarlo de alguna forma.

 

Alimentación a seguir

A fin de que tu gato esté en forma debes cerciorarte de que lo nutres como se merece. Presta mucha atención a la cantidad de comida que ingiere y a si esta contiene más proteínas y minerales que grasas. Recuerda que en el momento de escoger el alimento de tu gato debes tener en consideración aspectos tan disímiles como su raza, edad, tamaño, o si se trata un gato de interior o bien de exterior.

Si tienes dudas sobre cuál es el comestible conveniente para tu mascota asiste a un veterinario a fin de que te recomiende, conforme con las peculiaridades de tu gato.

Por consiguiente, evita darle de comer a tu mascota comida que sean de poca calidad. Estos pueden llevarle a la obesidad, que habitualmente, acabará en diabetes. Sin embargo, si quieres darle alguna gominola a tu mascota, cerciórate de que haya sido desarrollada particularmente para su especie. Recuerda incluir este gusto en la ración frecuente de comida que has establecido para a tu gato. Intenta no romper la dieta de tu gato.

 

Limitaciones en la alimentación

También, no dejes que tu gato tenga acceso a el alimento puesto que ingerirá comida de manera constante, y como consecuencia engordará. Trata de crearle horarios para comer. Se aconseja nutrir a los gatos, de forma general, un par de veces al día.

Si eres de los que advierten inmediatamente los cambios que manifiesta tu mascota y notas que aumenta de peso, consulta al veterinario a fin de que te sugiera qué dieta debes aplicarle. De forma general, un gato adulto pesa entre tres y cinco kilogramos, si bien existen razas de felinos familiares que debido a su tamaño, pueden lograr un peso de seis kilogramos.

Otra forma de saber si tu gato está en forma es mediante sus ojos, pelo y heces fecales. El brillo de su pelaje y sus ojos, como el color de las pitañas de estos son una forma de saber de qué manera se encuentra la salud de tu gato.