Saltar al contenido

Consejos para cuidar de las orejas del gato

Cómo para cuidar las orejas de un gato


Para adecentar a nuestra mascota de forma conveniente y sin ocasionarle ningún daño, lo mejor es saber la manera de hacerlo.

Esa limpieza auditiva es imprescindible para eludir enfermedades o bien futuras molestias en los oídos.

Consejos para cuidar de las orejas del gato

 

Algunos consejos

El primer consejo que debemos tener en consideración es el de no meter en el oído ningún elemento, los gatos son muy inquietos y en cualquier instante pueden saltar, si tienes metido un bastoncillo de algodón probablemente con este movimiento se herirá e inclusive va a poder incrustarse y dañar su odio.

Por este motivo la recomendación es solo adecentar la oreja, es decir, la zona interna de la oreja, sin llegar a la zona interna del oído. Para esta limpieza se recomienda emplear una gasa o bien material afín que no suelte partículas y que esté totalmente esterilizada. Está esterilización se puede con suero fisiológico.

El aseo de nuestro gato y especialmente el de sus orejas debe hacerse una vez al mes. Si tu gato está mucho en el exterior vas a poder limpiárselas en más de una ocasión.

 

Qué no hacer en la higiene de las orejas de nuestro gato

Una vez sabemos con que adecentar las orejas del gato y como hacerlo, es esencial conocer una serie de advertencias de cosas que no debemos hacer.

No introducir objetos o bien bastoncillos en los oídos del gato. Del mismo modo hay que llevar cuidado cuando estemos bañando al animal no introducir agua o bien jabón en el oído, en tanto que de este modo podemos producirle infecciones.

Los animales acostumbran a tener sistemas de protección más potentes que los nuestros con lo que, a menos que se note que hay inconvenientes, no debemos tocar los oídos internos.

Recuerda que si no están sucias no se deben tocar sus orejas. Y caso de que haya secreciones más rebosantes de lo normal lo idóneo es llevar al animal a un veterinario para diagnosticar un posible inconveniente.