Cómo proteger al gato de un golpe de calor

Cómo proteger al gato de un golpe de calor

¿Puede un gato sufrir un golpe de calor? ¿Cómo sabes si tu gato está caliente con ese pelaje? Hoy aprenderemos a saber cuál es el riesgo de un golpe de calor y cómo podemos protegerlos.

Golpe de calor en gatos

¿Qué son el sobrecalentamiento y la insolación? ¿Son estos conceptos diferentes o sinónimos? Vamos a averiguarlo.

El sobrecalentamiento es una condición dolorosa cuando, debido a la alta temperatura ambiente en el cuerpo, se altera el equilibrio térmico y aumenta la temperatura corporal.

Los golpes de calor son puntos críticos de sobrecalentamiento cuando los cuerpos ya no soportan la transferencia de calor. Se acompaña de latidos cardíacos altos, respiración rápida y sed intensa. Si no se trata, los primeros síntomas van seguidos de pérdida del conocimiento y convulsiones.

El sobrecalentamiento puede ocurrir cuando se expone a la luz solar directa, se encuentra en una habitación congestionada o se realiza una actividad física intensa en condiciones de alta humedad o temperatura ambiente.

Por supuesto, los gatos no sudan como nosotros, y los mecanismos termorreguladores en sus cuerpos son completamente diferentes. Pero también pueden sobrecalentarse y sufrir un golpe de calor. Además, lo experimentan mucho más duro que nosotros.

Un gato de cualquier raza, de cualquier edad, puede sufrir un golpe de calor (incluido el calor solar). Para hacer esto, basta con pasar solo cinco minutos al sol abrasador o permanecer dos minutos en un automóvil cerrado.

Especialmente a menudo, los gatos con caras planas, sobrepeso y otras afecciones que ejercen un estrés adicional sobre el cuerpo sufren insolación.

Cómo proteger al gato de un golpe de calor

Síntomas de golpe de calor en un gato

  • Comportamiento inquieto o, por el contrario, apatía total
  • El gato traga aire convulsivamente
  • Aumento de la temperatura corporal
  • Respiración rápida y pesada
  • Palpitaciones del corazón
  • Los ojos bien abiertos
  • Aumento de la salivación
  • Sequedad y palidez de las mucosas.
  • Náusea
  • Pérdida de consciencia
  • Convulsiones

En la temporada de calor o en una habitación congestionada, un síntoma es suficiente para hacer sonar la alarma. Los síntomas se desarrollan muy rápidamente y las consecuencias pueden ser graves. Un aumento de la temperatura corporal a 43 C o más puede ser fatal.

Si nota al menos uno de los síntomas anteriores, asegúrese de comunicarse con su veterinario lo antes posible y darle primeros auxilios a su mascota.

Cómo proteger al gato de un golpe de calor

¿Cómo ayudar si el gato sufre un golpe de calor?

Su tarea es contactar inmediatamente al veterinario y llevar al gato a la clínica lo antes posible. Pero primero debes darle primeros auxilios al gato.

  • Primero, transfiéralo a un lugar sombreado y colóquelo sobre una superficie fresca.
  • Proporcione aire fresco. Puede encender el ventilador o el aire acondicionado de la habitación.
  • Humedece tus labios con agua fría. Para recuperar y enfriar el cuerpo, el gato necesita beber. Puedes poner un cuenco de agua fría cerca. Si la mascota no puede beber por sí sola, dele una gota de agua con cuidado, a través de una jeringa de plástico desechable sin aguja. Para hacer esto, mueva la encía, inserte la punta fina de la jeringa entre los dientes y suavemente (con gotas, no con chorro) vierta agua. Asegúrese de que su mascota no se ahogue. Este método de reposición de líquido en el cuerpo se practica solo si el animal está consciente.
  • Humedezca ligeramente el vientre, las axilas y el pelaje del gato con agua fría. Atención: no sumerjas al gato en agua fría, de lo contrario provocarás vasoespasmo y dificultarás la normalización de la temperatura corporal. Esto puede provocar insuficiencia cardíaca.
  • Si es posible, aplique hielo, envuelto en tela, en las almohadillas, ingle, espalda, cabeza y ponga compresas frías en la superficie del cuerpo (en las axilas y la parte interna de los muslos).
  • Controle su temperatura corporal: debe disminuir gradualmente.

Está estrictamente prohibido: sumergir al gato en agua fría, darle medicamentos antipiréticos, ¡estar inactivo! ¡El golpe de calor no desaparecerá por sí solo!

Después de darle los primeros auxilios a su mascota, llévelo al veterinario o llámelo a casa. Incluso si el gato ya se siente bien, es mejor que un profesional revise su estado. Las consecuencias del sobrecalentamiento pueden desarrollarse en 5 días.

Cómo proteger al gato de un golpe de calor

¿Cómo proteger a tu gato del golpe de calor?

Los gatos son animales muy inteligentes y minuciosos.

Por su propia naturaleza, saben muy bien cómo evitar el sobrecalentamiento. Los gatos no juegan cuando hace mucho calor, buscaran un lugar fresco para descansar, siempre van a la sombra de vez en cuando para estabilizar la temperatura.

Los problemas de sobrecalentamiento comienzan cuando una persona interviene en el proceso. Una gran cantidad de casos están asociados con el hecho de que el dueño dejó a la mascota sola en el automóvil. Unos segundos al sol son suficientes para que el coche se caliente y se convierta en una especie de sauna para el gato, donde no tendrá nada que respirar.

Otra causa común de sobrecalentamiento es caminar con su gato al sol. Los propietarios pueden llevar mascotas en un arnés durante mucho tiempo, a pesar de su resistencia.

Por supuesto, sus intenciones son buenas, pero por falta de conocimiento, la mascota sufre.

Para evitar que su gato se sobrecaliente, siga estas sencillas reglas:

  • No pasees a tu gato en los días calurosos, no lo dejes al sol
  • Siempre debe haber lugares frescos con sombra en la habitación donde está el gato.
  • Ventile la habitación con frecuencia
  • No fuerces a tu gato a moverse mucho cuando hace calor o está tapado
  • No sobrealimentes a tu gato
  • El gato siempre debe tener libre acceso a agua potable limpia. Si estás de viaje, asegúrate de llevar el agua y el cuenco de tu gato contigo en el camino. Hay vasos especiales para sorber que se pueden instalar directamente en la puerta del contenedor de envío.
  • No recortes ni afeites a tu gato. Los gatos de pelo corto o sin pelo, sufren más los golpes de calor.
  • No utilice collares u otros accesorios que puedan dificultar la respiración.
  • Y lo más importante, no deje a su gato en el coche, ¡ni siquiera por un minuto!

Imagínese: incluso a 20 C, ¡la temperatura dentro del automóvil puede subir a 46! La mascota queda atrapada en una trampa sin aire fresco y se asfixia. Así, por culpa de dueños irresponsables, muchos perros y gatos se vieron gravemente afectados. Según las leyes de EE. UU. Y el Reino Unido, un transeúnte tiene derecho a romper el vidrio de un automóvil para salvar a una mascota encerrada en él.

Siguiendo estas sencillas reglas, salvará a su mascota del peligro. ¡Te deseamos un verano sin incidentes!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Usamos cookies y recogemos datos para personalizar contenido, anuncios, funciones sociales y analizar el tráfico Más información