Saltar al contenido

Castigos para gatos, corrige su conducta de manera facil

Corrige la conducta de tu gato


Sabemos que nuestros gatos pueden tener comportamientos que no podemos admitir y que deben castigarse.

Estos castigos han de ser efectuados con eficiencia a fin de que el gato relacione su mala conducta con la situación que ha acaecido a fin de que de esta manera no se repita el hecho.

Sabemos que nuestros gatos pueden tener comportamientos que no podemos admitir y que deben castigarse.

Estos castigos han de ser efectuados con eficiencia a fin de que el gato relacione su mala conducta con la situación que ha acaecido a fin de que de esta manera no se repita el hecho.

 

¿De qué forma han de ser los castigos para los gatos?

Muchas son las técnicas de castigos que se pueden emplear para castigar a un gato. Desde un principio hemos de saber que los maltratos físicos o bien sicológicos no están tolerados y tampoco son ventajosos para enseñar a un animal.

Una de las maneras recomendadas es en exactamente el mismo instante en que se halla al animal cometiendo la infracción cogerlo del cuello como lo hace su madre y llevarlo a una habitación y encerrarlo solo.

Tenemos que saber que para efectuar castigos efectivos estos deben realizarse en exactamente el mismo instante en que el gato hace el daño o bien la acción incorrecta. Jamás deben efectuarse castigos tardíos, en tanto que el animal no relacionará este con el hecho o bien la acción equivocada.

Del mismo modo debemos rememorar que los gatos, como los perros o bien otras mascotas, precisan de nuestro amor y de nuestra paciencia. En muchas ocasiones debemos serlo más que con los pequeños, en tanto que con estos al menos podemos comunicarnos de forma más directa.

Con los gatos, muchos comportamientos perjudiciales pueden presentarse por el hecho de que no se halla satisfecho o bien sus necesidades de juego y socialización no se ven cubiertas. Por estos casos se pueden presentar malos comportamientos que han de ser castigados, mas asimismo solucionados desde la raíz.

Es entonces preciso que identifiquemos el origen del mal comportamiento, ya los amos podemos ser los que causamos a veces el origen del mal.

Para proseguir con los castigos, tenemos que saber que los reclamos a los gatos se admiten totalmente. Sonidos o bien aseveraciones fuertes de “NO” o bien un “Ssshh” potente puede hacer que nuestro gato se detenga al momento.

Asimismo se pueden utilizar castigos asociativos como es mojarlo con un tanto de agua. Para utilizar esta técnica se precisa un rociador con agua. En el instante que veamos el mal comportamiento rociamos al gato con agua sin que este se dé cuenta o bien asocie este hecho con nosotros.

Con esto probablemente asociará la situación que efectuaba con el agua y de este modo va a dejar de hacerlo. En caso de que repita su mal comportamiento, debemos proseguir con exactamente la misma técnica hasta el momento en que lo relacione.

Castigos para gatos

 

Que NO hacer en los castigos para gatos

En los castigos que damos a nuestros gatos por sus malos comportamientos hay situaciones que deben evitarse absolutamente.

Una de ellas son los castigos físicos. Golpes o bien estrujones, entre otros muchos, no están tolerados si lo que queremos es buen aprendizaje y tener a nuestro gato feliz. Además de ser ilegal por maltrato animal.

Tampoco los maltratos sicológicos están tolerados y se asocian a reacciones violentas o bien de rencores que no deseamos se presenten en nuestras mascotas.

Así asimismo debemos eludir que el gato relacione de manera directa el castigo o bien la situación que se produzca con la persona. Un caso es no dejar que estos vean cuando los rociamos con el agua puesto que no va a ser efectivo el castigo y en el instante de nuestra ausencia efectuarán las malas acciones.

Asimismo debemos eludir mojarlos absolutamente. Asimismo en el instante de cogerlos del cuello no debemos menearles, ni tampoco tenerlos suspendidos mucho rato como castigo.